• facebook
  • twitter

EL GRAN GASTBY, un tipo con CLASE.

portada-gran-gatsby_grande

El cine se rindió a este libro en 1974 con Redford y Farrow.

Mia_Farrow_y_Robert_Redford_1974

Pero la memoria es corta y el australiano Baz Luhrmann (Moulin Rouge) se atreve a reinventar El gran Gastsby (estreno: 17/5) con Leonardo DiCaprio y Carey Mulligan al frente del reparto, el rapero Jay-Z a cargo de la banda sonora y Miuccia Prada firmando el vestuario.

<<Es una historia que te obliga a preguntarte por los motivos de cada uno de ellos, ya que todos se contradicen tanto que nunca tienes claro por qué demonios hacen lo que hacen – explica Leonardo-. Leí la novela en el colegio. Desde entonces ha pasado mucho tiempo y, para hacer el filme, la releí y aproveché para leer también Trimalchio, el libro original que Fitzgerald escribió sobre Gatsby>>, confiesa.

Carey_Mulligan_y_Leonardo_DiCaprio

Para Luhrmann, Fitzgerald fue un pionero: <<Utilizaba un nuevo sonido llamado jazz en sus novelas, no como decoración, sino de forma activa. Fue el primero en utilizar la inmediatez de la cultura pop. Él inventó la frase The Jazz Age y lo primero que yo tuve que preguntarme fue cómo transmitir al público esa excitación por la cultura pop. Por eso elegí a Leonardo, y a Jay-Z para la música>>, dice Luhrmann. Jay-Z lo secunda: <<He pasado dos años tratando de capturar los sentimientos de esa era decadente y traerlos a la modernidad. La banda sonora es una combinación de hip-hop y jazz, un maridaje simultáneo de dos momentos de la historia de América>>.

great_gatsby_director

Luhrmann llamó a la británica Carey Mulligan: <<Fue un reto maravilloso. Es un personaje ligero, suave, sin sustancia. Lo sabe y esa es su tragedia>>. Según Mulligan, <<Leo parece de otro planeta. Su fama es enorme, y eso le convierte en Gatsby>>. DiCaprio cree que Gatsby merecía regresar a la gran pantalla: <<Cuantas más veces lo lees, más despierta tu curiosidad>>. Esta vez será su responsabilidad satisfacerla.

carey-mulligan-hot-great-gatsby

En la década de los 20, las siluetas se volvieron rectas y andróginas (muchas mujeres recurrían a los ‘corsés alisadores’ para disimular el busto), el pelo se cortó a lo ‘garçonne’ y se cubrió con sombreros campana, la cintura desapareció (muchos trajes llevaban el corte a la altura de las caderas) y las faldas alcanzaron cortos ‘escandalosos’. La forma sencilla del vestido se compensaba con ostentosa bisutería, tejidos vaporosos, bordados de perlas falsas y lentejuelas, flecos de seda o boas y abanicos de plumas.

¿Te gusta esta década?…Coco Chanel le confesaba a su amigo Paul Morand, “la moda tiene que ser la expresión de un lugar y momento determinados”.

Un abrazo

Leave a reply

A %d blogueros les gusta esto: